Madrid cambiante. Paseo nº1

MADRID 7 (c) Rau García

Por Rau García

Algunas de estas fotografías no podrán repetirse porque estos graffitis, adhesivos y otras formas de expresión urbana ya han desaparecido. En su lugar, probablemente, ya habrán surgido otras piezas distintas a cargo de artistas y aficionados anónimos. Gente creativa y generosa que se propone dar un encanto especial a las calles, consiguiendo, entre todos, que algunos barrios sean dignos de visitar y perderse en ellos, no solo por su historia, la arquitectura y sus comercios, sino por la personalidad y por la creatividad que albergan en cada rincón al aire libre. Y esto también se suele reflejar en el estilo de vida, estética, etc., de sus habitantes, por lo que el simple hecho de observar es un espectáculo y mezclarse entre la “fauna local” se convierte en una experiencia inspiradora.

Cualquier cubo de basura, señal de tráfico, farola, fachada de local abandonado, incluso el asfalto, puede ser un lienzo donde dejar volar la imaginación para que luego, sin pedir nada a cambio, lo disfruten los demás. A veces son piezas que saltan a la vista por sus formas y colores, otras están camufladas donde menos lo imaginas, pero cuando las encuentras es como si hubieras descubierto un pequeño tesoro. También están las que rinden un homenaje a alguien, o las que contienen un mensaje crítico social o político mezclado con un ingenioso sentido del humor al estilo Banksy, máximo exponente del street art. A veces aguantan años, otras un par de semanas, o días, soportando el deterioro de la lluvia y el paso del tiempo hasta que llegan otros con sus ideas y deciden que es hora de renovar, o llegan los servicios de limpieza y hacen su trabajo. Porque muchas de estas intervenciones en la vía pública, a pesar de hacer más atractiva a la ciudad, no están permitidas.

Pero no solo hay arte callejero, también está la decoración urbana y los propios objetos e infrastucturas que hay en las calles. O los accidentes maravillosos que pasan a ser parte del paisaje, como cuando despegan de las paredes los carteles que anuncian los próximos conciertos que va a haber en la zona, y los restos de esos carteles semi-arrancados que aún resisten, configuran, si nos fijamos, un collage sin autor o autora que lo firme.

Esto es solo una pequeña muestra de todo lo que puede encontrarse en algunos de los barrios más pintorescos de Madrid. Barrios con autenticidad cuya alma se la dan los ciudadanos y no las grandes marcas. Si paseas por Malasaña, Chueca, Conde Duque, Lavapiés, Huertas… encontrarás más lugares como estos, así que míralos bien porque quizá mañana, cuando vuelvas a pasar por el mismo sitio, ya no esté o haya mutado.

Os invito a dar una vuelta conmigo por los barrios más vivos y cambiantes de Madrid centro. El primero de muchos paseos que, a partir de ahora, cada vez que consiga reunir 10 fotografías interesantes, podréis ver aquí, en confetideneuronas.com. ¿Me acompañáis?

MADRID 8 (c) Rau García

MADRID 1 (c) Rau García

MADRID 12 (c) Rau GarcíaMADRID 3 (c) Rau García

MADRID 9 (c) Rau García

MADRID 11 (c) Rau García

MADRID 10 (c) Rau García

MADRID 4 (c) Rau García

MADRID 5 (c) Rau García

*Todas las fotografías son de Rau García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s