Un espíritu en Costello Club

CRÓNICA DEL CONCIERTO DE NORTHWEST EN MADRID (30/09/17).

Texto y fotografías: Rau García

Northwest 2 (c) Rau García

Here comes the wind from the northwest
bringing clouds, bringing rain.
You’ll never know how the day
is going to end.

And in the night you hear it shout
outside your house.
It speaks to you: come with me,
open the window, let me in…

I’m going to show the world
I’m going to change you forever
Going to show you the pain
I’m going to change you forever…

Ok. 

Fragmento de la letra de Wind.

Los que asistimos al concierto de Northwest el pasado sábado en la sala Costello Club fuimos testigos del despegue de un grupo que, sin duda, tiene una interesante carrera por delante. Venían de tocar en Londres, donde residen actualmente, y en varias ciuades de Italia, pero este concierto en Madrid, en casa, se sentía como la presentación oficial del grupo. Entre el público había mucha familia y amigos, pero sobre todo mucha expectación, por eso, aunque no se les notaba demasiado, reconocían estar un poco nerviosos minutos antes de salir al escenario. Y es que este público imponía casi más que uno numeroso de completos desconocidos, y más si no están acostumbrados a este tipo de música y a una puesta en escena como la que propone Northwest.

Antes de empezar se proyectó ‘Fotogramas: Retratos en movimiento de la condición humana‘, un trabajo de Mariuca G.L., cantante y compositora, mitad de Northwest, para el que VEGAP, entidad que apoya a jóvenes creadores de diferentes disciplinas artísticas, le concedió una ayuda para realizarlo. A principios de septiembre se pudo ver en el Círculo de Bellas Artes dentro de una exposición colectiva. Seguramente eligió un tema cinematográfico pues la trayectoria profesional de Mariuca ha estado siempre muy ligada a lo audiovisual. De hecho, ella se encargó del montaje de Fantasma, un cortometraje que dirigí hace unos años. Así nos conocimos.

Por fin salen y de repente se hace un silencio absoluto. Sobre el escenario máxima concentración. Mariuca tiene la cara pintada de blanco y lleva un vestido que era de su abuela y le queda grande (en el camerino bromea diciendo que parece el look de una secta). Antes de empezar enciende unas luces que están enrolladas en el pie del micro. Mientras, Ignacio Simón, el otro 50% de Northwest, toma asiento rodeado de instrumentos, teclas, pedales, cables y un ordenador.

Northwest 1 (c) Rau García

Suenan las primeras notas envolventes y Mariuca entona algo así como unos cantos de sirena que se escuchan lejanos, con mucha reverberación. Nos transportan a un paisaje melancólico, a una noche con niebla espesa. Tras ellos se proyectan unos visuales en blanco y negro, fantasmagóricos (aparece Mariuca danzando en unas ruinas), realizados por el propio Ignacio, que ayudan a meterse en el universo Northwest y en su sonido, que a veces recuerda al de una escalofriante parafonía. A pesar del caluroso público, cuesta romper el hielo, pero poco a poco nos adentramos en esa atmósfera, en esa bruma, y entramos en calor.

En la puerta del local hay un cartel en el que alguien de la organización ha indicado el tipo de música de Northwest. – ¡Mira, hacemos “rock”!, le dijo Mariuca sorprendida a Ignacio. Y es que no es fácil etiquetar en una o dos palabras a un grupo tan poco convencional como éste. Ellos lo definen como avant garde, cinematic, dream pop, dark-synth o electrónica. Para que os hagáis una idea, tiene algo de Björk, Coco Rosie, Agnes Obel o Antony and the Johnsons. Entre sus influencias citan a Fiona Apple, Tim Buckley, Serge Gainsbourg y Jane Birkin, incluso a Claude Debussy.

Northwest (c) Rau García

Por otro lado, Mariuca tiene otro proyecto en solitario: Mariuk, un synthpop más alegre y bailable que los ritmos hipnóticos de Northwest. Atención managers, discográficas, promotoras, radios… ¡Está preparando un material muy bueno! Ignacio también tiene otro proyecto en paralelo con el que tiene ya muchos conciertos a sus espaldas: Al Berkowitz, folk experimental con un estilo psicodélico y cinematográfico. Él es un gran productor musical, muy perfeccionista y pone el alma en todo lo que hace. Y cuando la cántabra y el madrileño se juntan en Northwest sale algo con mucha personalidad.

La imagen de Mariuca, que se transforma totalmente en el escenario, me recuerda a una ninfa o a una actriz de Kabuki. Transmite una energía extraña. La palabra es <hechizante>. 

También encuentro un parecido con el espíritu de cara blanca de El viaje de Chihiro, de Hayao Miyazaki, pero quizá sea porque sé que el cine de animación del Studio Ghibli le fascina. Y en el videoclip de ‘Dimaryp’ (‘Pyramid’ al revés), Mariuca parece que va a salirse de la pantalla de nuestro ordenador o de nuestro móvil como la muchacha de la película japonesa de terror The Ring, pero con una sensualidad que fluye en todas sus canciones. A veces canta casi susurrando, como acariciando la melodía, con una leve fragilidad, otras proyecta su peculiar y brillante voz con intensidad. En definitiva, el resultado puede evocar distintas cosas en la imaginación del espectador, si se deja llevar.

La expresión seria de este personaje creado por Mariuca a veces da la sensación de llevar puesta una máscara neutra. Otras se percibe en su gesto algo así como una tristeza contenida, pero que paladea (aunque también hay momentos en los que sonríe cómplice al público), y al mismo tiempo una conexión espiritual y física plena semejante a la que muestra el rostro de los bailarines de butoh. Mariuca está presente, pero al mismo tiempo está muy lejos de allí. La lentitud de sus movimientos son como un ritual de ocultismo, como ver una llama de fuego a cámara lenta. 

Por último, comentar que los componentes de Northwest están presentando en estos momentos un documental en varios festivales de cine del mundo. Se llama Hidden Glances, está dirigido por Gonzalo Hergueta y se centra en el trabajo de la fotógrafa Isabel Muñoz. Mariuca es coautora del guión e Ignacio el compositor de la música original. Un retrato impecable en el que se acompaña a esta inspiradora artista en varios de sus reportajes y comparte valiosas reflexiones sobre su obra, mostrándonos cómo es el proceso desde que elige un tema y hace la serie de fotografías, hasta que se revelan en su laboratorio.

El concierto terminó con una delicada interpretación de ‘Reflectión’, el tema con el que debutaron, y la gente, aún asimilando lo que acababa de presenciar, escuchar y sentir, colaboró con el grupo comprando uno de los fotogramas dibujados por Mariuca para Propuestas VEGAP 2016 de películas como La Naranja Mecánica, La vida de Adèle, Laurence Anyways o Al final de la escapada, entre muchas otras, cuyos personajes fueron los teloneros de Northwest en este concierto tan íntimo y emocionante.

FOTOGRAMAS MARIUCA 3 copia

La próxima oportunidad para disfrutar de ellos en directo será el 19 de octubre en Bilbao y a finales de 2017 sacarán su primer disco.

¿Os parecen pocos los motivos para seguir la pista a este nuevo grupo del noroeste?

https://www.facebook.com/thisisnorthwest
https://www.instagram.com/this_is_nor…
https://twitter.com/thisisnorthwest

Spotify: http://open.spotify.com/track/1aZFshs…
Soundcloud: https://soundcloud.com/thisisnorthwest
Bandcamp: https://thisisnorthwest.bandcamp.com/

http://thisisnorthwest.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s