Detrás de las cortinas

Sentir tanta pasión por el cine puede ser maravilloso, pero también puede jugarte una mala pasada. Aunque en esta historia aparece una ventana y unas cortinas, no trata sobre La Ventana Indiscreta ni sobre Cortina Rasgada. Va sobre Vértigo y surge de mi “psicosis” tras visitar la #ExpoHitchcock en el Espacio Fundación Teléfonica de Madrid.

vertigo-c-rau-garcia
Foto y texto: Rau García

– Doctor, sigo viendo cine por todas partes y no solo en las pantallas. Hace tiempo fue con Forest Gump, de Robert Zemeckis, luego con La llegada, de Denis Villeneuve, y ahora ha sido Vértigo, de Alfred Hitchcock. Pero me refiero a ver cosas que, en cualquier sitio y en cualquier momento, me recuerdan a películas, a cosas muy concretas. De repente, cuando menos me lo espero, me sorprende un pequeño detalle de la vida cotidiana que me evoca una escena, un personaje, un diálogo, una atmósfera. Puede ser un paisaje, una persona, un suceso, una luz, un sonido… Unas veces ocurre de forma más evidente que otras, pero ahí están, las reconozco en cuanto aparecen frente a mí, no tengo que forzarlo. Tampoco tengo que buscarlas, son las imágenes las que me persiguen a mí, como cuando el detective al que interpreta James Stewart en Vértigo ve por todas partes allá donde va a la misteriosa mujer que encarna Kim Novak. Por ejemplo, este último caso me pasó el otro día al salir de la exposición ‘Hitchcock, más allá del suspense’. Justo en la calle trasera, la paralela por donde se accede al Espacio de la Fundación Telefónica, vi una ventana que me recordó inmediatamente a la escena que transcurre en la habitación del Hotel Empire en Vértigo, con esa iluminación que proviene del cartel de neón que hay en el exterior. Entiendo que estaba sugestionado por la exposición que acababa de ver, pero esto ya fue demasiada casualidad. Normalmente las imágenes que se me aparecen no tienen relación con lo que hago, con lo que pienso o con las películas que veo, suele ser de forma totalmente aleatoria, pero está vez sí hubo una conexión.

– Por los síntomas que usted decribe parece que tiene cinefilia aguda. En términos hitchcockianos, se podría decir que padece el síndrome de los “pájaros en la cabeza”. No se preocupe, pero es probable que cada vez vaya a más. Y para esto no hay nada, me temo que tiene que aprender a vivir con ello.

– Ya… vaya.

– Pero hay algo que no entiendo. Lo expone como si fuese un problema. Acaso cuando presencia estas imágenes, ¿no experimenta una sensación placentera a nivel emocional o intelectual?

– Sí, ya lo creo. ¡Es algo mágico! Me dan escalofríos cada vez que me pasa y es algo que no ocurre con mucha frecuencia. Es como estar dentro de esa película por unos instantes.

– Entonces, ¿qué es lo que le preocupa?

green-room-2

– ¿Y si confundo una de esas imágenes cinematográficas con la realidad y ya no puedo escapar de la ficción? ¿Y si cruzo esa línea imaginaria y mi vida se convierte en una o en varias películas? Imagínese que al ver esa ventana no me conformo con hacerle una foto, fantasear y suspirar como me limito a hacer siempre. Imagínese que esta vez mi curiosidad es tan fuerte que decido entrar en el edificio, subir y llamar a la puerta de la habitación de cortinas verdes. Si me abriera la puerta una mujer que se pareciera a Kim Novak sería mi perdición. Quizá le diría las mismas líneas del guión que dice James Stewart en aquella escena y yo ya nunca volvería a ser el mismo, porque quizá no se parecería a Kim Novak, quizá sería la actriz de verdad, el personaje, quiero decir. Es un poco lo que pasa en la película, esa confusión del protagonista. Y la única forma de despertar del trance sería que Hitchcock dijera: “¡Corten!”. ¿Me comprende, doctor?

– Tengo que hacerle una pregunta. No se asuste si antes no lo padecía y desde aquel día empezó a sentirlo. Y no responda inmediatamente, tomése su tiempo para pensar. ¿Tiene usted vértigo?

cm-capture-11

img_20161114_184337532-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s